Deutsch / Englisch / Spanisch / Slovakia / Romania / Czech / Hungarian 
News

Convento

Somos mujeres dentro de una comunidad cristiana.

No vivimos en monasterios ni tampoco debemos hacer juramento de pobreza ni de celibato.

Nuestras abadesas y hermanas llevan un ritmo de vida completamente normal. Trabajan, tienen sus propias familias y viven con sus parejas y sus hijos. El contacto con las personas es muy importante para nosotras. La Orden está dónde estén nuestras hermanas. Es todo un placer invitarles a la oración y a las misas y compartimos nuestra espiritualidad con todos aquéllos que lo deseen.
Es deseo de María, que sean mujeres quienes lleven y formen la Orden. Sin embargo la Orden de la Reina del Cielo extiende sus brazos a todas las personas. Las personas que se sienten particularmente unidas a la Santa Madre de Dios encuentran, en nuestra Orden, su casa espiritual.