Deutsch / Englisch / Spanisch / Slovakia / Romania / Czech / Hungarian 
News

BIENVENIDO

Es un placer tenerlo aquí.

Nos alegra constatar su interés por la Madre de Dios y por la Orden que la venera. La Orden de la Reina del Cielo sirve y está al servicio de la madre de Dios.
Infórmese sobre nosotros y nuestros principios de fe.


Archiabadesa de la Orden “Reina del Cielo”

El año 2005 asumí el cargo de Archiabadesa de la Orden “Reina del Cielo” y ya intuía entonces lo que significaría para mí y para mi vida.

Cuando era niña me encantaba rezar y mi madrastra se reía de mí, pues me crié en una zona evangelista en la región de Oldenburg en el Norte de Alemania. Asistía regularmente con mis padres a las sesiones de instrucción religiosa y allí hacía preguntas, por ejemplo sobre la reencarnación, que no podían ser contestadas por el pastor. Eso me animó a buscar a Dios por mi cuenta.

Me casé muy joven y tuve cuatro hijos, pero mi anhelo de Dios seguía presente. Así que emprendí de nuevo la búsqueda.

El cargo de Archiabadesa es un gran reto para mí. Considero que mi función es transmitir a las Hermanas de la Orden una conexión universal viviéndola yo como ejemplo, transmitirles el conocimiento de que cada persona es una parte de Dios y aquí en la Madre Tierra tiene una tarea específica, que debe llevar a cabo con amor y dedicación con el apoyo de la Madre de Dios, que es la Reina de los Ángeles.

Muchas mujeres en distintos países se sienten atraídas por esa conexión y ese pensamiento y deciden ingresar en la Orden “Reina del Cielo”. Eso no quiere decir que una Hermana de la Orden deje a su familia sino todo lo contrario. Cada Hermana se queda en su entorno y deja que su amor influya allí.

El resultado es que en esas familias se vive la conexión y el amor a María. La vida cotidiana es más fácil y los retos se resuelven más fácilmente con la confianza en la Madre de Dios.

Para mí personalmente es muy emocionante ver cómo crece cada una de las Hermanas en la Orden. Ayudo a cada una de ellas todo lo que puedo a desarrollar sus talentos y su personalidad. El resultado es que cada vez hay más mujeres que ingresan en la Orden.

Actualmente la Orden “Reina del Cielo” está establecida en los siguientes países: Alemania, España, Hungría, Rumania, Republica Checa, Irlanda y Eslovaquia.

Esto significa para mí, que tengo que viajar regularmente a estos países para visitar a las Hermanas y celebrar con ellas la Santa Misa en honor de la Madre de Dios.

La tarea de la Orden es transmitir cada vez a más personas el amor de nuestra Madre de Dios. Eso no significa que todas las mujeres deban entrar en nuestra Orden. Lo importante es escuchar nuestra propia voz interior, abrirnos, confiar en lo que nos dice esa voz interior y ponerlo en práctica. Cuanto más sintamos esta conexión interior, más podremos confiar en ella. Nos complace invitar también a los hombres, y por supuesto también a los niños, a participar en nuestras ceremonias.

Christel Wiesmeth

Archiabadesa de la Orden “Reina del Cielo”